Sistema PIV antiokupa

Basta Ya de Okupas
Basta Ya de Okupas

El sistema PIV (Propietario, Inquilino y Vivienda) consiste en un alquiler asequible a cambio de cuidar la vivienda y para ello:

  • El propietario de la vivienda vacía pide ayuda,
  • La empresa de gestión de activos se encarga de la vivienda:
    • Mantenimiento,
    • Limpieza,
    • Saneamiento,
  • Se selecciona un inquilino que habitara la vivienda durante un tiempo limitado acordado por las partes y que a cambio de beneficiarse de una rebaja en el alquiler se compromete a cuidar y vigilar la vivienda.

Teniendo presente que en España actualmente hay 2 graves problemas que nacieron en la crisis inmobiliaria de 2008 y que se ha agravado con la actual crisis sanitaria provocada por la actual pandemia del COVID19 que ha derivado en otra crisis económica que ha dejado a multitud de familias sin recursos y sin vivienda, pensamos que con buena voluntad y visión de futuro podemos dar solución a estos 2 gravísimos problemas:

  • Personas sin acceso a la vivienda y
  • Okupas.

Para dar respuesta al problema de la okupación y a las dificultades de acceso a la vivienda de personas jóvenes, de pocos recursos en zonas donde proliferaban los edificios vacíos.

Un inmueble vacío es un foco de problemas y con el sistema PIV se benefician todas las partes:

  • Propietarios de viviendas vacías que nos pide ayuda,
  • Inquilino seleccionado para hacer de vigilante/cuidador/guardia y
  • Vivienda, edificio, entorno, barriada, ciudad.

La desaparición del fenómeno Okupa es vital y fundamental para que las propiedades y sus entornos no sigan devaluándose y empiecen a recuperar su valor real de mercado.

Presión Popular para expulsar a los Okupas

Basta Ya de Okupas
Basta Ya de Okupas

La Presión Popular se ha convertido en una eficaz herramienta para recuperar las viviendas expulsando a los Okupas.

En los últimos meses hemos visto que en diferentes ciudades españolas la gente se echaba a la calle ante la dejadez de nuestros políticos para unirse en presionar a los okupas con mucho éxito para que abandonen las viviendas okupadas.

La unión hace la fuerza y la población a dicho ¡Basta Ya de Okupas!, ¡Okupas NO!, ¡Okupas Fuera! y para ello, se han juntado y han puesto en práctica la Presión Popular contra los Okupas, haciendo que abandonen las viviendas okupadas con el rabo entre las piernas.

Basta ya de tanta pasividad por parte de nuestros representantes políticos, porque da que pensar.

Vemos que cada vez hay más empresas que buscan inversores para comprar a sabiendas casas con okupas a las entidades bancarias a precios de ganga para que sean desalojadas de okupas y revendidas por su verdadero valor de mercado, repartiendo así suculentos beneficios a los inversores. ¿Habrá políticos entre los inversores?  ¿Habrá banqueros entre los inversores? ¿Quiénes invierten en estos fondos?

Empresas especializadas en desalojar Okupas

Basta Ya de Okupas
Basta Ya de Okupas

Desde que empezó a extenderse el fenómeno okupa, los propietarios de viviendas se vieron desamparados ante la falta de respuesta de las autoridades que no se molestaban en encontrar una solución.

A raíz de estas carencias y la falta de de respuesta judicial que eternizaba los desahucios permitiendo que los okupas campasen a sus anchas, destrozando y vandalizando las viviendas okupas, empezaron a ver la luz empresas especializadas en la mediación entre propietarios y okupas para cubrir el vacío legal existente como Desokupa, que gracias a ellas, los particulares pueden recuperar su vivienda en muy poco tiempo.

¿Hasta cuando va a durar la desidia mostrada por nuestros políticos? Es lamentable que nadie trate de modificar las leyes actualizándolas para dar solución inmediata a una okupación ilegal. ¿Quién se beneficia con no cambiar las leyes? ¿Quién se beneficia permitiendo la venta de viviendas okupadas a precios de ganga?

¡Basta Ya de Okupas!

Basta Ya de Okupas
Basta Ya de Okupas

Si no cambian las leyes contra la okupación sólo hay 3 caminos posibles:

  1. – La Presión Popular contra los Okupas es una herramienta muy eficaz y que funciona en todos los lugares donde se ha puesto en práctica.
  2. Habitar viviendas seleccionando a inquilinos que hacen funciones de vigilantes/guardianes, es decir, habitar legalmente las viviendas vacías mediante un alquiler bajo y asequible a inquilinos preseleccionados y que además de beneficiarse de un alquiler asequible hacen funciones de vigilantes y cuidadores de la vivienda, gracias al sistema PIV (Propietario, Inquilino y Vivienda).
  3. – Utilizar los servicios de las empresas de Desokupación.

Os damos la bienvenida a todos los que ya estáis más que hartos de que ningún gobierno haga nada por solucionar el gravísimo problema de la okupación y de los okupas.

Si tienen propiedades vacías y quieren protegerlas, pónganse en contacto con nosotros y les daremos la solución más adecuada a su problema.